Afinación

A parte del uso diario del piano, los cambios de temperatura y humedad influyen tremendamente en su afinación.

En los lugares en donde la humedad ambiental es inestable la tabla de resonancia experimenta una serie de alteraciones que hacen que el piano se desafine con mucha facilidad.

Los traslados evidentemente también producen desajustes a este nivel.

Por estos motivos suele ser conveniente realizar dos afinaciones anuales con el fin de mantener la tonalidad y evitar así la pérdida de estabilidad, siempre empleando el sistema tradicional temperado.